Good Contents Are Everywhere, But Here, We Deliver The Best of The Best.Please Hold on!
Data is Loading...
Your address will show here +12 34 56 78
Consultoría, empresas, Personal

El Management 3.0 es el estilo de liderazgo necesario en un entorno innovador. Incluso sin entrar a profundizar en el escenario en el que nos encontramos en cada compañía, este managment transversal y transparente es imprescindible para afrontar los cambios constantes del mercado.

En la mayoría de pymes la cultura implantada por los fundadores está tan arraigada que la apuesta por el management 3.0 debe ser firme e implementada de forma adecuada para ganar la partida a la cultura empresarial.

Un management tradicional puede ser válido para entornos productivos, pero la dirección recibirá poco feedback de otras capas jerárquicas, como ocurre por ejemplo con el sistema Kanban, orientado a producción y no al cliente.

Una empresa con el enfoque 3.0 siempre se va a adaptar mejor a un futuro incierto que una que no lo sea. Por lo que si crees que tu empresa no necesita un enfoque abierto a la colaboración / innovación dada tu posición, es muy probable que sí que lo necesitará en el medio o largo plazo.

El futuro es cada vez más incierto, las estrategias que debemos trazar son más cortoplacistas, y cada vez más modelos de negocio se quedan obsoletos sino los reenfocamos o los reinventamos.

Querer cambiar un Management tradicional a un espacio innovador o de creación es muy difícil y se necesitan muchos recursos. Por lo que es recomendable adaptar nuestras prácticas productivas cuanto antes.

Las empresas que son la antítesis del cambio o de la agilidad, tienen que ver los beneficios de los entornos ágiles en las compañías. El primer paso es cambiar la forma de ver los nuevos proyectos, en el momento en el que nos encontramos no es óptimo fijar un alcance predefinido. 

Dicho objetivo del proyecto debe ser abierto, con entregas cortas, haciendo que estas iteraciones del proyecto fueran marcando el alcance, para así tener un producto más cercano a las necesidades reales nuestras o de los clientes.

Este paso no es fácil para una empresa que no trabaja con los proyectos de esta manera, pero existen métodos para generar confianza, como fijar las otras dos variables de un proyecto, el tiempo y los recursos.

Incluso podemos ir más allá, y hacer que el tiempo y los recursos vayan vinculados a la consecución de objetivos en las interacciones, logrando comprometer a todas las partes por el bien del desarrollo, y reduciendo los riesgos para la compañía.


0