Consultoría, Creatividad, Formación, Modelo de negocio, Propuesta de valor

Herramientas de análisis de negocio y validación de ideas: Modelo Canvas

 

Cuando tenemos un nuevo proyecto o empresa que tienen que revisar su modelo de negocio o de un producto, deberemos utilizar herramientas que nos ayuden al análisis de negociovalidar ideas, y para ello el modelo canvas nos da una rápida y amplia visión de los principales aspectos de un negocio.

Existen muchas herramientas para validar proyectos. Esta vez nos centraremos en el canvas por su sencillez a la par que completo en todos los ámbitos internos y externos de una unidad de negocio, además de ser un modelo contrastado.

El modelo canvas es una plantilla de análisis de modelo de negocio y validación de una idea. Está diseñado para visualizar en un minuto y de forma ordenada todos los puntos claves que todo producto o servicio necesita para tener éxito. En este documento deberemos ir desgranando nuestro proyecto en los distintos departamentos que lo conforman.

Comenzaremos rellenando el aspecto principal de nuestro negocio, sin duda la propuesta de valor, situada en el centro del documento. No existe una norma estricta para ir completando o leyendo un canvas ya rellenado, pero a mi particularmente me gusta empezar desde el centro hacia la izquierda con la parte más interna y operacional de la empresa, volviendo después a la parte derecha donde están las secciones externas de clientes, y por último la sección inferior con la parte numérica del proyecto.

Veamos con algo más de detalle los 9 apartados del business model canvas:


  1. Propuesta de valor: Necesidad que cubrimos, que valor aportamos, problema que resolvemos, ventaja competitiva o diferenciación.

  2. Actividades clave: Que necesitamos internamente para operar externamente.

  3. Recursos clave: Que recursos necesitamos para las actividades clave sobretodo, pero también para el resto del proyecto.

  4. Socios clave: ¿Necesitamos partners? ¿Prescriptores? ¿Proveedores?

  5. Relación con clientes: Aquí hablaremos de la forma en que nos comunicaremos con los clientes.

  6. Canales: Y aquí como haremos llegar nuestro mensaje a estos. 

  7. Segmentos de clientes: Definiremos el target de cliente, que no es siempre el mismo que el consumidor final.

  8. Estructura de costes: Evaluaremos el apalancamiento de costes fijos versus variables, si se trata de un proyecto escalable, rendimiento fuerzas productivas, recursos mínimos necesarios… 

  9. Fuentes de ingresos: Tendremos en cuenta aspectos como el valor aportado, predisposición a pagar y ahorro aportado al cliente, ponderaciones de líneas de ingresos, monetización, liquidez a corto y medio plazo…


Para ver todos los aspectos de una forma más transversal pero sin que lleguen a mezclarse, deberemos ir debatiendo y definiendo en grupo con el resto de emprendedores o compañeros todas y cada una de las secciones; indistintamente de nuestra especialización en cada materia, pues el desconocimiento de ellas puede hacer visible aspectos que un especialista no ponía en valor.

Si por el contrario el proyecto no está lo suficientemente maduro como para poner en valor una solución óptima, es porque la fase de ideación no está bien definida. Os recomiendo la lectura de mi artículo donde explico como debe ser el proceso de creatividad para una correcta ideación de la solución:

http://carlosalonso.net/definir-la-propuesta-de-valor-sin-idear-previamente-error-404/

Author


Avatar